Hemos estado hablando durante muchos años sobre la ayuda que los robots podrían proporcionar en hogares de ancianos.

Para ilustrar lo que hace un robot en un hogar de ancianos, aquí está el cronograma diario que se implementará gradualmente para el robot KOMPAÏ del hogar de ancianos ADARPEA en Arcangues.

Aucun texte alternatif pour cette image

– 10 a.m.-12 a.m.: animación en la sala de espera
– 2 pm-4pm: Taller de caminata, alternando con entretenimiento individual y / o colectivo
– 4 pm-6pm: monitoreo de la puerta de salida en ausencia de personal
– 8 pm: música suave y redonda
– 3 veces en la noche: ronda de vigilancia
– A petición: teleconsultas

Su día comienza a las 10 a.m. con una animación del área de espera: varios residentes están sentados en la sala, y el robot se mueve de un grupo a otro mostrando presentaciones de diapositivas o videos en su pantalla. Este contenido se puede adaptar al contexto, como las canciones vascas en Arcangues. Esta animación, destinada a estimular a los residentes, dura aproximadamente 1 a 2 horas.

El taller de caminata utiliza el sistema patentado de asistencia de movilidad del robot Kompaï. Con la ayuda del personal de enfermería, los residentes con grandes dificultades físicas pueden dar algunos pasos, tanto para distraerse como para hacer algo de ejercicio físico.

Este taller se lleva a cabo alternativamente con distracciones por la tarde, que pueden ser individuales o colectivas, es decir, que el robot es utilizado por una sola persona o en un grupo. Muchos juegos están disponibles.

Todas las tardes, durante la rotación del personal, Kompaï se coloca en la puerta principal. Gracias a su software de reconocimiento facial, escanea a las personas que salen y, por lo tanto, puede advertir al guardia si un residente no autorizado intenta abandonar el establecimiento.

Por la noche, muchos residentes están ansiosos antes de acostarse, y más particularmente en las secciones de Alzheimer. KOMPAÏ puede deambular por los pasillos y reproducir música suave y relajante.

Finalmente, durante la noche, Kompaï realiza varios recorridos en las partes comunes del establecimiento y genera una alarma para el guardia de servicio en caso de una situación anormal si está equipado con sensores adecuados (caída de un residente, escape de un residente , temperatura ambiente demasiado alta …). Gracias a su teléfono inteligente o tableta, la persona en servicio pudo plantear dudas de forma remota e intervenir si era necesario.

Todas estas acciones representan de 6 a 8 horas de trabajo diario para el robot, y esto los 365 días del año.

Las tareas realizadas por el robot son esencialmente repetitivas y de bajo valor agregado. Por lo tanto, libera tiempo para que el personal de enfermería dedique más tiempo a contactar a los residentes.

Share This